Rutas disponibles:

Usa tu móvil para capturar la información de José Bergamín

José Bergamín

Escritor (1985-1983)

" París está maravilloso. Es un renacer primaveral en todo "

Inicio de ruta: Antigua Junta de Cultura Española

Fin de ruta: Hôtel Amelot de Bisseuil

Número de lugares: 19

Distancia total: 3,667 km

Autor de la ruta: Curra Ortiz de Solórzano

Curra Ortiz De Solórzano ha trabajado 30 años en Televisión Española como productora, Directora de Programas Culturales y Documentales y Directora de La 2. Mantuvo una estrecha amistad con el escritor José Bergamín desde la vuelta de éste a Madrid, después de su segundo exilio, hasta su muerte en 1983.

Inicio de Ruta
Vídeo de la ruta Vídeo del especialista
Bergamín, un paseo parisino Entrevista a José Bergamín (1970)

José Bergamín

Descarga la ruta de bolsillo

En París

TEXTO DE UBICUACION DEL ESCRITOR Y SU RELACIÓN CON PARIS

Moi, je ne suis pas français, mais je suis plus que français parce que j`ai envie de l´être, par afición.

El escritor José Bergamín (1895-1983) mantuvo durante toda su vida una estrecha relación con Francia y en particular con la ciudad de Paris: desde su francofilia casi nativa gracias a Madame Rachel,su institutriz francesa, hasta su último y voluntario exilio en el País Vasco, en la frontera con Francia.

Bergamín habló francés desde su infancia. Sus escritores preferidos pertenecían al siglo XIX: Baudelaire, Nerval, Gautier, Hugo, Verlaine pero también Charles Nodier o Marcel Schwob.

En la literatura francesa se puede escoger a la carta; en la literatura española, no hay más que el cubierto.
José Bergamín. El cohete y la estrella. Madrid 1923

José Bergamín puede ser considerado un escritor afrancesado pero, a la manera de su maestro Manuel de Falla, su francofilia le ayudará a mejor identificar la irreductible singularidad del pueblo español.

Por otra parte Bergamín mantuvo numerosas relaciones personales con intelectuales franceses, gracias especialmente a las estrechas relaciones entre su revista Cruz y Raya y Esprit. Algunas de estas amistades se rompieron por causa de la Guerra Civil española (Claudel, Max Jacob, Gide.)

Otras en cambio se reforzaron durante la época en la que fue delegado cultural en la Embajada de España en Paris (Cassou, Maritain, Mounier, Malraux, Aveline) y otras se realimentaron (Mauriac, Bernanos, Éluard, Pierre Emmanuel)

El exilio en América Latina (1939-1954) lo corta de forma duradera su traslado a Paris en un intento de aproximarse a los suyos y de buscar apoyos para poder volver a su país.

En Paris se aloja en la Maison du Mexique (Cité Universitaire) durante los años 1954/58.Estos cuatro años en Paris serán largos y tristes a pesar de que revive con la práctica religiosa,gracias a su amigo el abad Pezeril, y con la escritura de poemas lo que ya continuará hasta su muerte.

Es en Paris desde su llegada muy a finales de 1954 donde Bergamín se entrega libre y ya incondicionalmente, a su vocación de poeta en verso. Esa intensa actividad poética fue consecuencia y producto de su estado de ánimo, más bien abatido, de aquel entonces. La redacción de poemas constituía para él un verdadero desahogo.

Yo creo que por esto, durante este maravilloso mes de agosto en Paris, me puse a desahogarme en coplas a la andaluza romántico popular.
Carta a Carmina Abril. Agosto 1955

Paris está maravilloso. Es un renacer primaveral en todo. Este verano es eso: una hora milagrosa de paz entre la primavera y el otoño por el aire, las lluvias pasajeras, las luces indecibles, la temperatura suave y las bellísimas mujeres de todas partes y por todas partes. Yo creo que en Francia nunca se han juntado tantas cosas bellas y agradables como en esta hora, en estos días, en este verano clarísimo. Y yo español rabioso y sin blanca ¿Qué voy a hacer mejor que coplas?
Carta a Guido Carrillo. Agosto 1955

El segundo exilio (1964-1970), debido a su expulsión de España por razones políticas, será para Bergamín un duro golpe. En Paris volverá a estar rodeado de sus muchos amigos, principalmente Malraux. Gracias a cuya intervención vivió esos años en una habitación, la antigua lavandería, del Hôtel des Ambassadeurs en el barrio del Marais.

Desde su expulsión de España carece de cualquier tipo de documentación. Gracias una vez más a las gestiones de Malraux pudo entrar en Francia pero, al no tener pasaporte, no puede salir. Esto acredita su condición de fantasma que tanto le gustaba señalar.

La situación económica de Bergamín en esos años es, consecuentemente, más que precaria. Sus amigos franceses, bajo la iniciativa de Pierre Emmanuel et Constantin Jelesky, acuden en su auxilio y organizan una subasta en el Hôtel Drouot en Paris en la que le es entregado todo lo que se recauda. Donan obras Picasso, Miró y Calder entre muchos otros artistas. Se subastan 36 obras de las que 7 son enviadas desde España.

En marzo de 1966 es nombrado Comendador de las Artes y las Letras, honor que solo dos españoles comparten con él: Picasso y Buñuel.

Esta larga estancia en Paris donde los debates políticos y literarios parecen serle indiferentes, será sin embargo aligerada por el Mayo del 68 que vive con entusiasmo.
Finalmente en abril de 1970 se le permite regresar a España; como única explicación se le comunica que la imposibilidad de recuperar el pasaporte se debió a un error administrativo.

Vive en Madrid hasta 1982, año en que se traslada a vivir a San Sebastián.
Muere el 28 de agosto de 1983 y es enterrado en el cementerio de Fuenterrabía, mirando a Francia.

1