Rutas disponibles:

Usa tu móvil para capturar la información de Julio Cortázar

Julio Cortázar

Escritor (1914-1984)

" Caminar en París es caminar hacia mí "

Inicio de ruta: Última residencia

Fin de ruta: Cementerio de Montparnasse-Tumba de Cortázar

Número de lugares: 20

Distancia total: 6,039 km

Autor de la ruta: Carles Alvarez Garriga

Carles Álvarez Garriga (Barcelona, 1968) es doctor en Filología Hispánica. Ha colaborado con Aurora Bernárdez en la edición de los últimos diez volúmenes póstumos de Cortázar.

> Ver lista de lugares

Inicio de Ruta

Vídeos

Vídeo de la ruta Vídeo del especialista
Lugares cortazarianos en París Entrevista a Carles Alvarez Garriga

Carles Alvarez Garriga

Descarga la ruta de bolsillo

Mapa de la Ruta

Ruta

Fuera de Ruta

Fotogalería

Mapa

Mapa de la ruta
Ocultar descripción

Última residencia

En 1979, Cortázar se instaló con su segunda esposa, Carol Dunlop, en un apartamento de este edificio en cuya fachada hoy cuelga una placa conmemorativa.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Galerie Vivienne

En el insuperable relato "El otro cielo"€, aparece esta antigua galería parisina, uno de los lugares predilectos de paseo del autor.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Museo del Louvre

Cortázar hizo en el Louvre "un curso de aprendizaje de la mirada"€. Entre 1951 y 1953 lo visitó a diario recorriendo todas sus galerías.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Pont du Carrousel

Escenario de una conocida fotografía de Cortázar tomada en 1952 y de una emotiva vivencia del escritor.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Pont des Arts

Un arco del Quai de Conti y el vecino Pont des Arts son dos de los lugares más emblemáticos del París de Cortázar, en ellos comienza Rayuela.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Pont Neuf

El Pont Neuf y sus orillas fueron el escenario de un memorable reportaje fotográfico de Julio Cortázar por Antonio Gálvez. Este lugar aparece también en Rayuela.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Place Dauphine

Cortázar asoció siempre este lugar de la Isla de la Cité a la mejor tradición de los surrealistas a los que tanto admiraba.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Librería La Hune

En esta legendaria librería que sigue abierta -aunque se mudó de su enclave histórico- Cortázar, lector incansable, se abasteció durante décadas.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Café Old Navy

A este Café Cortázar solía acudir a menudo para tomar algo y escribir. Ahí le vería un entonces joven y tímido escritor colombiano: Gabriel García Márquez.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Restaurante Polidor

"¿Por qué después de entrar en el restaurante Polidor fui a sentarme en la mesa del fondo, de frente al gran espejo" (62, Modelo para armar)

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Estación de metro Saint-Michel

El metro parisino tiene en la narrativa cortazariana un papel fundamental como bisagra o pasadizo entre dos realidades disímiles y, a veces, coincidentes.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Residencia de Charles Baudelaire

Histórico edificio en la Isla Saint-Louis donde vivió Baudelaire y escribió Les fleurs du mal. Cortázar confesó que, por este motivo, fue el primer lugar que visitó al llegar a París.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Biblioteca del Arsenal

En sus primeros años en París, Cortázar acudió muy a menudo esta biblioteca. De igual manera, deseó visitarla antes de morir.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Jardin des Plantes

En el acuario de este jardín botánico es el escenario de la metamorfosis del narrador que se corporiza en anfibio, en el inolvidable cuento €"Axolotl"€.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Cementerio de Montparnasse-Tumba de Cortázar

Mítico lugar donde se encuentra la sepultura de Julio Cortázar y de Carol Dunlop, cuya tumba comparten.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Casa Argentina (Ciudad Universitaria)

Al llegar a París, en 1951, Julio Cortázar pasó sus primeros meses en la habitación 40 de la Casa Argentina, en la Ciudad Universitaria.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Casa de Julio Cortázar

Residencia de Cortázar y de su primera esposa, Aurora Bernárdez, entre 1960 y 1968.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Parque Montsouris

Parque "mágico"€, muy frecuentado por el escritor, en donde la Maga y Horacio Oliveira despeñaron un paraguas viejo según se cuenta en Rayuela.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Teatro des Champs Elysées

Melómano furioso, Cortázar asistió a numerosos conciertos en este teatro, en el que tuvo visualizó por primera vez los cronopios.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

UNESCO

Edificio en el que Cortázar trabajó durante décadas como traductor. En su jardín, Sara Facio tomó algunas de las fotografías más emblemáticas de él.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Compartir

Insertar ruta en tu web

La Anécdota

La celebérrima frase inicial de Rayuela (¿Encontraría a la Maga?€) alude a un método de flaneo al que más adelante el narrador califica de "rabdomancia ambulatoria"€. En Julio Cortázar: al calor de su sombra lo recordaba su gran amigo, el poeta y crítico argentino, Saúl Yurkievich: "€œUno de sus juegos consistía en elegir al azar, con los ojos cerrados y el índice apuntando al plano del metro, una estación, llegar a ella, salir a superficie y peregrinar por la zona. Así reunió su colección de rincones con karma. Adoptó París como el lugar más apto para aquerenciarse, a la vez encrucijada de casi todos los caminos y mundo placentero, a escala humana, con un arte de la medida, arte de la vida, dignos de ser aprendidos".

La Sugerencia

El barrio del Marais me recuerda poderosamente a Julio Cortázar. Propongo pasearse, sin mapa, de la irresistible belleza de la Place des Vosges hasta el corazón del barrio judío o el Museo Picasso, en plena ensoñación despistada por los rincones menos frecuentados.

En cualquier esquina una sombra, un perfil, sugieren la figura del escritor. Hay que distraerse de los turistas y pensar que, en efecto, él está "€œahí, pero dónde cómo€". Máxima atención a los sonidos, los olores, la luz: el pulso vivo de París, "€œcapital del hombre"€. El paseo bien vale una misa.

Carles Álvarez Garriga (autor de la ruta)