Rutas disponibles:

Usa tu móvil para capturar la información de Jorge Edwards

Jorge Edwards

Escritor (1931)

" La parisitis de Jorge Edwards "

Inicio de ruta: Embajada de Chile

Fin de ruta: Estudio (Hotel Le Charron)

Número de lugares: 18

Distancia total: 5,875 km

Autor de la ruta: Fernando Iwasaki

Fernando Iwasaki (Lima, 1961) es historiador, ensayista y escritor peruano. Vive en Sevilla, donde dirige la Fundación Cristina Heeren y la revista literaria "Renacimiento". Más información en www.fernandoiwasaki.com

Inicio de Ruta
Vídeo de la ruta Vídeo del especialista
Memorias de Embajada Paseo por Montparnasse

Jorge Edwards, Fernando Iwasaki

Descarga la ruta de bolsillo

Rutas

El caminante de París

Nací en una casa francesa más o menos descalabrada del centro de Santiago, en el sector afrancesado de la ciudad, cerca del Palacio de Bellas Artes, imitación fiel del Petit Palais de París, y antes de viajar a Francia por primera vez ya había leído a Julio Verne, a Charles Baudelaire y Jean-Arthur Rimbaud, a Marcel Proust, Jean-Paul Sartre y Albert Camus. En el Teatro Municipal de Santiago había visto una versión chilena de La folle de Chaillot, de Giraudoux, y había soñado con ese París de las catacumbas dominado por el personaje.

Llegué a la ciudad desde Chile en mayo de 1960, y creo que la ciudad real coincidió con mis sueños, o los modificó y prolongó a su manera. He explorado París en su literatura, hasta la saciedad, y no dejo de explorarlo y descubrirlo cada día. Amo el París fantasmal y las maravillosas nubes baudelairianas. Me pierdo en los laberintos pictóricos de La obra maestra desconocida, de Honorato de Balzac, y sigo a Lucien de Rubembré, con sus botas recién lustradas y salpicadas por el barro.

Comprendo a Oscar Wilde en su exilio, para quien la muerte de Lucien fue el día más triste de la vida, y a Samuel Becket en sus peregrinaciones nocturnas. Acompañé muchas veces a Pablo Neruda por los muelles de la Ile Saint-Louis y por los senderos dominicales del Mercado de las Pulgas. Llegué tarde al Montmartre de Vicente Huidobro, pero inventé su departamento de la calle Victor Massé en una de mis novelas, y mencioné al poeta vendado, trepanado al cloroforme, y a su señora de gruesas perlas en el escote. Y coloqué El origen del mundo en el ángulo neurálgico del Boulevard de Montparnasse, el Boulevard Raspail y la rue Delambre, en la época pretérita en que Giacometti, los emigrados rusos y los poetas sudamericanos iban al Dôme antiguo.

París ha sido para mí una larga historia, muchas veces una fiesta, y algo así como una procesión pascual que se repite.

Jorge Edwards

París, 24 de abril de 2013.

1