Rutas disponibles:

Usa tu móvil para capturar la información de Frida Kahlo

Frida Kahlo

Artista (1907-1954)

" Pinche París nublado chinchoso y lleno de "€œcultura" "

Inicio de ruta: Antiguo Café Cyrano

Fin de ruta: Centro Pompidou

Número de lugares: 18

Distancia total: 4,659 km

Autor de la ruta: Rutas Cervantes

A invitación de André Breton, a principios de 1939, Frida Kahlo viajó a París para exponer su obra. Pasó sólo dos "accidentados" meses en los que repudió al mundo surrealista, conoció a Picasso y vendió un cuadro que se conserva en el Pompidou.

Inicio de Ruta
Vídeo de la ruta Vídeo del especialista
El París de Frida Kahlo Entrevista Directora Museo Frida Kahlo

Hilda Martínez

Descarga la ruta de bolsillo

Rutas

EL CATÁLOGO DE MEXIQUE

La exposición Mexique, celebrada en marzo de 1939 en la Galerie Renou & Colle, fundada por Maurice Renou y Pierre Colle, y sita en el nº 164 de la rue du Faubourg Saint-Honoré, fue el fruto más visible del trascendental viaje mexicano de André Breton, que había tenido lugar el año anterior.

En esta muestra el fundador del surrealismo reunió algunas de las variopintas cosas que le habían fascinado en aquel país, y entre ellas pinturas de Frida Kahlo, fotografías de Manuel Álvarez Bravo –suya es la enigmática imagen que aparece en cubierta del catálogo, y que reproducimos junto a estas líneas-, y xilografías del gran José Guadalupe Posada, que el francés consideraba como un precursor del surrealismo.

El catálogo, una absoluta joya, hoy objeto de deseo de los coleccionistas, lo prologa el propio Breton con un muy importante texto, que complementa el "€œSouvenir du Mexique"€ aparecido aquel mismo año en el nº 12-13 de Minotaure, la revista de Albert Skira.

Con sus cubiertas de una cartulina violeta inquietantemente luminosa, y sus reproducciones pegadas a mano, Mexique, del cual se imprimió un total de 570 ejemplares numerados, algunos sobre papeles especiales, constituye un perfecto ejemplo de lo mucho que cuidaban sus ediciones los surrealistas.

Tanto para Frida Kahlo como para Álvarez Bravo su presencia en aquella exposición supuso su ingreso oficial en la galaxia bretoniana, y un fuerte espaldarazo a sus respectivas carreras internacionales.

También de Álvarez Bravo sería, al año siguiente, la cubierta de otro importante catálogo, asimismo exquisitamente editado, el de la Exposición Internacional del Surrealismo celebrada en México, organizada por un Breton que en aquella ocasión no podría trasladarse al país azteca, y por dos trasterrados de vida y obra especialmente intensas, el poeta €“en francés- y pintor peruano César Moro €“prologuista del volumen-, y el pintor austriaco Wolfgang Paalen, y en la cual la pintora participaría con Las dos Fridas y con La mesa herida.

JUAN MANUEL BONET

1