Rutas disponibles:

Usa tu móvil para capturar la información de Antonio Machado

Antonio Machado

Escritor (1875-1939)

" El París pagano "

Inicio de ruta: Collège de France

Fin de ruta: Hospital Fernand-Widal

Número de lugares: 13

Distancia total: 4,164 km

Autor de la ruta: José María Conget

Escritor aragonés nacido en Zaragoza en 1948. Licenciado en Filología Moderna, ha ejercido la docencia en varios países y ha sido gestor cultural en París y Nueva York.

Inicio de Ruta
Vídeo de la ruta Vídeo del especialista
El París de Antonio Machado Los tres viajes de Machado a París

José María Conget

Descarga la ruta de bolsillo

En París

MACHADO EN PARÍS

La relación de Antonio Machado con París fue, igual que algunas aventuras amorosas, breve pero intensa, ambigua por la mezcla de fervores (que imaginamos) y rechazos, y de relevantes consecuencias tanto para su obra literaria como para su vida privada.

Dos estancias importantes marcarán este affaire: la primera de 1899 supone el inicial deslumbramiento denegado luego--, la bohemia y el contacto directo con una cultura, especialmente con la lírica simbolista, que influirá no poco en su libro Soledades. Galerías. Otros poemas; la segunda, en 1911, significa la plenitud del amor, el estudio de la filosofía y, por fin, la tragedia. Entre las dos, una visita de la que poseemos pobre documentación.

En las breves notas autobiográficas con que Antonio Machado prologa la edición de sus Poesías completas de 1933, la primera experiencia parisina se reduce a cinco líneas. No merece mayor detenimiento la estancia con su mujer. Sin duda la angustia duradera de la brutal manifestación de la enfermedad de Leonor un vómito de sangre en plena celebración de las fiestas del 14 de julio dejó en el poeta un recuerdo amargo que no le invitaba a evocar unos días que debieron ser, hasta esa fecha fatídica, mucho más felices de lo que sugiere el silencio de nuestro autor. No hay muchas más alusiones a París en su obra, aparte de una mención despectiva, de paso, en el poema "El mañana efímero de Campos de Castilla (...un poco al uso de París pagano), un breve texto en que se refiere al Moulin Rouge sin mencionar su nombre y una respuesta evasiva a Guiomar que se interesa en una carta por sus vivencias en la capital francesa.

Sin embargo, gracias a lo que sabemos por el epistolario y crónicas de su hermano Manuel, los artículos del guatemalteco Gómez Carrillo y las memorias de Baroja y Rubén Darío entre otros, podemos establecer una pequeña parcela de la geografía urbana que recorría el poeta y deducir un entusiasmo inicial que las posteriores experiencias arrinconaron en el olvido. Su peripecia parisina de final de siglo no debió ser tan negativa ya que en abril de 1902 (febrero, según otros) vuelve a la gran capital atraído por el modesto puesto de canciller en el consulado de Guatemala que le han conseguido las diligencias del eficaz Gómez Carrillo; el trabajo le dura poco puesto que, de acuerdo al testimonio no del todo fiable del escritor guatemalteco, se le despidió por desaseo, y en agosto del mismo año regresó a España.

Machado estaba recién casado cuando viaja a París por tercera y última vez. Ha obtenido una beca de la Junta para Ampliación de estudios e Investigaciones Científicas y le acompaña su esposa Leonor, una niña soriana a la que la Ciudad Luz tuvo que fascinar pero de cuyas impresiones nada contará el marido, que a partir de la enfermedad de Leonor asociará para siempre París sólo con la desgracia. Las últimas señas del mapa urbano de Machado en París son las más tristes: la Maison de la Santé, un hospital para extranjeros sito en el número 200 del Faubourg Saint Denis donde ingresa el poeta a su débil esposa. París es una ciudad invisible en la obra de Antonio Machado; seguramente esa dirección absorbió y eliminó de su memoria todas las demás.

1