Rutas disponibles:

Usa tu móvil para capturar la información de Miguel de Unamuno

Miguel de Unamuno

Escritor (1864-1936)

" Esta ciudad lumbre me alumbra mi pasado "

Inicio de ruta: "Novelty" Family hotel

Fin de ruta: Plaza Vendôme

Número de lugares: 16

Distancia total: 8,796 km

Autor de la ruta: Jean-Claude y Colette Rabaté

Unamuno viajó tres veces a su ciudad "lumbre". En 1889, para la Exposición Universal y en 1935 para la inauguración del Colegio de España. Pero su paso más largo, fecundo y amargo fue como exiliado, tras huir de Canarias, en 1924.

> Ver lista de lugares

Inicio de Ruta

Vídeos

Vídeo de la ruta Vídeo del especialista
Paseo por la "ciudad lumbre" Los viajes y el exilio de Unamuno en París

Jean-Claude y Colette Rabaté

Descarga la ruta de bolsillo

Mapa de la Ruta

Ruta

Fuera de Ruta

Fotogalería

Mapa

Mapa de la ruta
Ocultar descripción

"Novelty" Family hotel

Unamuno se instala el 31 de julio de 1924 en este "recogido hotel familiar", en el que pasa €œhoras enteras solo€.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Plaza de los Estados Unidos

"€œA este parquecito suelo bajar enteramente solo (...) Allí sueño y reveo aquel Campo de San Francisco, de mi Salamanca".

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Arco de Triunfo

El Arco de Triunfo, al que Unamuno suele llamar "Arco de la Estrella"€, es para el escritor una fuente de inspiración de un soneto pero también de crítica.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Estación de metro de Passy

"Una estación del metro, iluminada por luz eléctrica, entre túneles, es una de las cosas más tristes que ofrece eso que llaman el progreso (...) En ninguna otra parte de París siento tan profundamente el destierro".

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

El Sena

Para Unamuno, "el Sena no es un río sino un canal; €œes ya, como la Torre Eiffel, un artefacto".

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Torre Eiffel

En 1889, en su primer viaje a París Unamuno subió a la Torre Eiffel "recién estrenada".

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

La Rotonde

"€œEse café de la Rotonda es aquel adonde vamos los que nos dicen conspiradores (...) a hablar de España y a soñarla con españoles€".

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Jardín de Luxembourg

Unamuno solía cruzar el Jardín. La naturaleza bajo el sol del otoño parisino decía que le recordaba "escenarios salmantinos entrañables".

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

La Escuela Nacional Superior

Durante una charla en este lugar, a Unamuno le invade el llanto al recordar las clases que impartía a sus estudiantes salmantinos.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Jardin des Plantes

"€œLa jaula del chimpancé aquí, en el Jardín de Plantas de este París, está siempre rodeada de animales humanos".

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Plaza de los Vosgos

"En París, uno de los lugares en que iba a refugiarme para gustar de una dulce soledad era la plaza de los Vosgos".

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Iglesia de St. Germain l'Auxerrois

Unamuno elogia este templo y opone las iglesias a los museos de París porque éstas "€œtienen historia€ mientras que €œlos museos encierran arqueología".

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Palais Royal-Le Grand Véfour

"Durante mi destierro voluntario solía ir de vez en cuando a almorzar a un encantador cafetín de un rincón del Palais Royal".

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Plaza Vendôme

"Fui a la Plaza y no encontré la sombra de mi espíritu de los veinticinco años, (...) al que fui y mucho menos al que podría haber sido si hubiese venido acá en parisería".

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Cementerio Père-Lachaise

Cuando quiere huir de los "sucesos"€, Unamuno visita el cementerio del Père Lachaise€ que le ofrece un lugar idóneo para olvidar que está lejos de su tierra.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Colegio de España

En abril de 1935, Unamuno realizó su último viaje a París para acudir a la inauguración del Colegio de España en París a la que asistieron otras grandes personalidades como José Ortega y Gasset, Gregorio Marañón y Juan de la Cierva.

» Visitar este Lugar » Ver Mapa » Ver Fotogalería

Compartir

Insertar ruta en tu web

La Anécdota

Una tarde, Blasco Ibáñez, canta, delante de Miguel de Unamuno, las excelencias de París. Con amabilidad, empuja a Unamuno hacia la vidriera del balcón de la habitación del hotel del Louvre. La perspectiva es magnífica: todo lo largo de la avenida de la Opera a las cinco de la tarde cuando el sol pone reflejos de oro en las grandes lunas y el majestuoso edificio de la música€...
¿Qué tiene usted que objetar de esto, don Miguel? Pregunta Blasco. Este es, sin duda, uno de los lugares más hermosos del mundo. ¿ Qué echa usted aquí de menos?
Miguel de Unamuno se vuelve de espaldas, se mete las manos en los bolsillos del pantalón y dice con la mayor naturalidad:
-¿Qué es lo que echo de menos en este lugar? ¡Gredos!
Al día siguiente, comentando esta réplica de don Miguel, me dice Blasco:
- Comprenda usted que es un hombre absurdo. ¿Qué tiene que ver Gredos con la avenida de la Ópera? Es como si quiere comparar la cabra hispánica con una de estas mujeres tan graciosas que aquí, en París, nos sonríen sin conocernos.

(Francisco de Cossío, Confesiones, Cap. XXXI, Madrid, 1959)

La Sugerencia

Miguel de Unamuno "buscaba en París su Salamanca" que encontraba en "lugares tranquilos" de la capital francesa como el Jardín de los Estados Unidos, la Plaza de los Vosgos o el Jardín de Luxemburgo destacan los autores de la ruta, los profesores Jean-Claude y Colette Rabaté, expertos en la figura y la obra de Unamuno y autores de varios libros sobre el escritor e intelectual.

Sin embargo, el lugar más emblemático del autor "Del sentimiento trágico de la vida" era un legendario café-restaurante del barrio de Montparnasse que hoy sigue abierto: la Rotonde, en donde tomaba café todos los días y participaba en una tertulia frecuentada por intelectuales "conspiradores" contra la dictadura de Primo de Rivera, entre ellos Vicente Blasco Ibáñez y Eduardo Ortega y Gasset.

"Cuando paso por delante de la Rotonde tengo la imagen de Unamuno sentado en la terraza de ese lugar que no ha cambiado. Me lo imagino allí tomando su café" comenta Jean-Claude Rabaté.